La inteligencia artificial va a ser otro de los grandes motores del cambio en los próximos cuatro años | Fundación Universitaria de Las Palmas

La inteligencia artificial va a ser otro de los grandes motores del cambio en los próximos cuatro años

"Podemos entender una inteligencia artificial como aquellos algoritmos que se materializan en programas informáticos que, a su vez, corren sobre un hardware determinado, y que persiguen imitar el modo de funcionamiento del cerebro humano.Básicamente, una inteligencia artificial, que actúa imitando lo que hace una mente humana, debe ser capaz de “percatarse” de lo que pasa a su alrededor, procesar esa información, y sacar conclusiones de ella, inferir nuevas conclusiones que no se le han preprogramado."

Compartimos varios puntos de vista en los que coinciden los expertos y los empresarios que se dieron cita en el Mobile World Congress, que se celebró en Shanghái.

El mundo, tal y como lo conocemos actualmente, va a desaparecer.  “Estamos en los albores de una nueva era en la que una multitud de nuevos acrónimos van a cambiar nuestras vidas tanto como lo hicieron la electricidad o Internet”, ha asegurado Steve Brumer, socio director de la consultoría 151 Advisors. “La inteligencia artificial -IA-, el Internet de las cosas -IdC-, el big data, la realidad virtual -RV-, y la realidad aumentada -RA- son equiparables a la revolución industrial”.

Mucha gente todavía no está preparada para lo que se avecina. “Es necesario un rápido cambio de mentalidad para tener éxito en esta nueva etapa, que va a cambiar la forma en la que vivimos, trabajamos, y nos relacionamos”. “Para las empresas, además, entender el funcionamiento del big data -los datos que se recogen de los usuarios de aparatos y servicios conectados a Internet- y analizarlo correctamente va a ser vital para diseñar y ofrecer productos útiles y relevantes”.

"Estamos en los albores de una nueva era en la que una multitud de nuevos acrónimos van a cambiar nuestras vidas tanto como lo hicieron la electricidad o Internet”

“La inteligencia artificial va a ser otro de los grandes motores del cambio en los próximos cuatro años”. “Va a ser difícil entender los productos y a los consumidores sin disponer de esta inteligencia artificial que ayude a posicionar el conocimiento del consumidor en el centro”.

“La tecnología hay que crearla de forma que sea accesible y fácil de utilizar. Pasamos demasiado tiempo hablando sobre tecnología, y desarrollándola, pero muy poco pensando en cómo adaptarla a todos los usuarios para que la experiencia de su uso sea gratificante”. 

Hay que crear la tecnología de forma que sea accesible y fácil de utilizar

Los gigantescos pabellones que ocupa el Mobile WorldCongress demuestran que los más jóvenes no tienen demasiado problema a la hora de adaptarse a los nuevos avances. Los niños disfrutan con los últimos juegos en realidad virtual y se mueven como pez en el agua con todo tipo de gadgets electrónicos que sus padres tienen dificultad para entender. Sin embargo, aunque los nativos digitales cuentan con una clara ventaja sobre el resto, los especialistas alertan de la necesidad de sumar formación en ‘software’ y programación desde una edad temprana. 

¿Quiere eso decir que la inteligencia artificial terminará por destruir el trabajo humano?

“Todavía está lejos de poder sustituir la mayoría de la mano de obra. Pero es un complemento que nos ayuda a ser más eficientes y productivos, y eso sí que puede dejar obsoletos ciertos trabajos. Pero también generará otros. Vamos a ver primero una capa de destrucción de empleo a la que le seguirá otra de creación de nuevos perfiles”.

“Está el ingeniero con tres doctorados que realmente desarrolla la nueva algoritmia y nuevas inteligencias artificiales, pero también el operador de esa inteligencia, que es el piloto de esa nueva solución que continúa necesitando un humano al mando. En el caso de que ese apocalipsis tecnológico en el que todo el trabajo lo realizan las máquinas se materialice en algún momento, será dentro de mucho tiempo”.

 

Go to top